Campazzo, ¡QUE BUENO QUE VOLVISTE!

A la cuarta va la vencida en la relación entre el Real Madrid y Facundo Campazzo. El base argentino afronta la que es su cuarta temporada en España desde que llegase al Real Madrid con ganas de revancha, ya que después de dos temporadas cedido en UCAM Murcia, parece que por fin se ha ganado un puesto importante en la plantilla de Pablo Laso.
Después de deslumbrar en Argentina su salto a un equipo grande era cuestión de tiempo, y fue en el verano de 2014 cuando una foto subida en Twitter en la que se ve a un “Facu” inmenso de alegría firmando un contrato con membretes del Real Madrid, antes incluso de que el club lo hiciera oficial, cuando dicho salto se hizo realidad.
El argentino llegó a Madrid con muy buen cartel, pero aquí se encontró con varias dificultades, y es que nadie le dijo que triunfar en el Madrid iba a ser fácil. El primer inconveniente era evidente, tenía a los dos jugadores más determinantes del equipo jugando en su posición y la tarea de comerle minutos a Llul y Sergio Rodríguez se antojaba muy complicada, y además, al ser argentino ocupaba cupo de extracomunitario. A base de garra y calidad empezó a ganarse minutos, pero una lesión de tobillo volvió a complicarle las cosas y acabó jugando menos de lo esperado.
Vista la competencia y las ganas de que siguiera progresando, ya que desde el club se tiene una gran fe en él, Campazzo se marchó cedido a Murcia, y en el UCAM aprovechó muy bien el tiempo siendo clave en el juego del equipo y logrando ser galardonado entre los mejores jugadores de la liga.
Viendo su nivel estaba claro que ya le tocaba volver al Real Madrid, y además al no ocupar ya plaza de extracomunitario, su puesto en la plantilla de este año estaba garantizado.
Con la lesión de Llull queda aún más patente que este año puede ser una gran oportunidad para el argentino. Sabemos que Llull tiene un estilo de juego explosivo, mágico y con mucha garra, y si hay alguien que se parezca al de Mahón en esas cualidades precisamente es Campazzo. Es todo un terremoto cuando está en el campo, capaz de dirigir al equipo perfectamente o de revolucionarlo y atacar descontroladamente si es necesario. Con él en el campo podemos ver todo tipo de pases, canastas o jugadas mágicas, mientras que tampoco faltará esa garra necesaria para no dar por perdido ni un solo balón porque de coraje va sobrado, ya le vimos en su día haciendo una “llave grecorromana” al mismismo Diamantidis en Euroliga, o encarándose con toda una bestia como DeAndre Jordan. De momento, en lo que llevamos de temporada ha sido fundamental en la racha perfecta que llevan tanto en Liga Endesa como en Euroliga por lo que sin ninguna duda, si nada se tuerce, este año será el de su confirmación en el equipo de Pablo Laso.

Victor Adeva Piudo @VictorDebate

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *