96-89: El Real Madrid regala una victoria a su afición para acabar 2017

Derrotó en un derbi igualadísimo al Movistar Estudiantes y termina como líder solitario en Liga.

n derbi de color blanco más para las estadísticas y para que el Real Madrid cierre 2017 como mejor equipo de la Liga (32-10) y como líder en solitario de la competición doméstica (12-1). Séptima victoria consecutiva entre Liga y Euroliga para el conjunto de Laso, en un encuentro que tuvo emoción hasta los instantes finales y que el visitante Landesberg complicó en la segunda mitad. Anotación coral de los blancos pero con Doncic liderando una vez más (24 puntos, 8 rebotes, 33 de valoración).

Comenzó entretenido uno de los clásicos por excelencia de la Liga, con muchas piezas en el parqué para disfrutar. El Madrid salió con una premisa clara: secar a Landesberg. Los blancos avisaron al americano-israelí con sendos tapones de Tavares y Yusta, y fue precisamente el canterano el que secó al alero estudiantil en el primer cuarto. Los visitantes castigaban en la pintura y Causeur (8) y Thompkins (7) daban ventaja a los de Laso (19-16).

Máxima ventaja
Salió Doncic y empezó a demostrar su superioridad en ataque, reboteando, anotando y sufriendo faltas. Se fue a los once puntos y el Real Madrid conseguía, con el paso de los minutos, estirar su ventaja (llegó a tener +13). Pero el rival blanco se mantenía porque se mostraba superior en un rebote ofensivo que los madridistas eran incapaces de cerrar. Peña y Suton eran los que encestaban por Estudiantes mientras que en los locales se repartían entre Randle, Tavares, Reyes o Maciulis. 46-39 en el marcador del WiZink Center.

Se reactivó Movistar Estudiantes y se reactivó Landesberg para darle la vuelta al choque con un 0-11 parcial y con siete puntos del alero. No encontraba antídoto el Real Madrid hasta que Doncic taponó espectacularmente a la estrella visitante, corrió el contraataque y asistió a Carroll que culminó desde la banda. A la ofensiva estudiantil se unió Brown con 9 puntos y una canasta de pillo de Reyes sobre la bocina dejó el 68-63 a falta del último parcial.

Emoción hasta el final
Landesberg se veía imparable y el Madrid incapaz de pararle. Y así transcurrió la primera mitad del último cuarto, con el alero viendo el aro con facilidad, firmando once puntos y poniendo por delante a los suyos. Taylor comenzó a hacerle perder el ritmo anotador antes de que Landesberg se fuese a vestuarios por dos antideportivas y ahí los blancos comenzaron a cimentar su último triunfo del año. Bien Reyes (13 puntos, 10 rebotes) en su parcela de trabajo, eficaz Campazzo en la dirección y anotación (7), y brillante Doncic en un derbi que cerró Carroll desde el 6,75 (96-89).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *