69-81: El Real Madrid también gana en el Buesa Arena

Partido muy serio de los de Laso que rompieron el choque ante el Baskonia en el último cuarto y mantienen el liderato de la Liga.

El Real Madrid sumó su octava victoria consecutiva, mantiene su condición de invicto a domicilio y continúa liderando la Liga en solitario. Y fue en un igualado partido que los blancos consiguieron romper en el último cuarto desde el triple. Causeur lideró a los suyos con un primer cuarto espectacular (11 puntos); Rudy, que reaparecía, fue vital desde el triple (4) y Doncic brilló en el tramo final con ocho puntos. En 48 horas, nuevo compromiso ante el Maccabi en Euroliga.

Causeur, inspiradísimo en el inicio ante su exequipo, indicó el camino con un triple a los 23 segundos. Un camino que llevaría a los blancos a poner un +7 (6-13), con 6 puntos consecutivos del francés, que acabaría con 11 el cuarto. Y buen comienzo de Tavares (4 y 3 rebotes) pero que se iría diluyendo con la aparición de Shengelia y Diop, y con las faltas. Remontó Baskonia la diferencia para dejar igualado el marcador (18-18, min.10).

Castigo local y reacción
Y esa dinámica positiva la aprovecharían los vitorianos para poner en un aprieto a un Real Madrid que bajó sus prestaciones en el inicio del segundo cuarto. 10-0 de parcial con Baskonia castigando desde el 6,75, llevándose el encuentro a un +8 (28-20) en apenas un par de minutos. Pero los locales recibieron contestación desde la misma línea, con uno de Doncic y dos triplazos de un gran Rudy. Ligera desventaja blanca en el descanso (36-33).

Granger volvió a estirar el marcador para los locales, pero se rehízo el Madrid, como sucedió durante todo el partido. Reyes (5 puntos, 3 rebotes) cobró protagonismo en ataque tras la cuarta falta de Tavares, al igual que un cada vez más efectivo Taylor (8 puntos). Las capturas ofensivas de Garino y los puntos de Huertas daban ventaja a Baskonia hasta que un triple de Rudy volteó el electrónico (55-57, min.30).

Golpe final
Con un Madrid en pleno ascenso, la victoria pasaba por la defensa y mantener el acierto en ataque. Y eso hicieron los de Laso. Apareció Doncic con 8 puntos y los blancos decidieron el partido desde el 6,75 con dos del esloveno, uno de Carroll y Rudy, éste último para poner un +8 que dejaba sin margen de error al Baskonia. Ahí Thompkins (4 puntos, 2 rebotes) y Campazzo, con su cuarta recuperación y que cerró así una gran actuación, sentenciaron el choque (69-81).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *