66-81: Un contundente Real Madrid derrota al Brose Bamberg

Thompkins y Causeur lideraron a los blancos en su tercera victoria consecutiva en la Euroliga.

Tercer triunfo seguido en Europa para el Real Madrid. Y los blancos lo consiguieron de manera contundente, con un partido serio desde el salto inicial y sin dar ninguna opción a un Brose Bamberg que se encontró enfrente un rival muy superior. Partido coral en anotación donde destacaron por encima del resto Thompkins (20 puntos, 22 valoración), Causeur (13) y, un cada vez más integrado, Tavares (9, 10 rebotes y 19 de valoración).

Thompkins rompió el choque con diez puntos en los primeros minutos, sin fallar ningún tiro, y que supuso un 0-12 de parcial que noqueó a los de Trinchieri. Un Madrid muy serio en defensa, con Tavares intimidando en la pintura, y eficaz en ataque, con Causeur (8 puntos) inspirado ante su ex equipo. No se veían fisuras en los de Laso mientras que al Brose Bamberg se le hacía pequeño el aro.

Renta cómoda
Se fueron los blancos con un +16 (13-29) que los alemanes quisieron revertir de la mano de Hackett (11 puntos) y Hickman. El Madrid dejaba respirar por momentos a los locales pero les quitaba el oxígeno poco a poco. Doncic aportando en todas las facetas (7 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias); Taylor y Carroll, seis puntos cada uno, tomando responsabilidades en ataque para acabar firmando media centena en veinte minutos (35-50).

RÉCORD DE VALORACIÓN PARA TAVARES COMO MADRIDISTA (19).

Ni siquiera los buenos minutos de Lo (7 puntos), ni el peligro de Staiger desde el triple, hicieron tambalearse al Real Madrid en el Brose Arena. Los de Laso continuaron serios en su juego, con un Yusta activo en las dos partes de la cancha y con los principales protagonistas de la primera mitad (Thompkins, Causeur y Tavares) dominando la faceta ofensiva. Se volvió al +17 (51-68) que ya se había alcanzado en el segundo cuarto.

Solidez blanca
Brose Bamberg decidió jugárselo a la carta del 6,75, pero cuatro fallos seguidos les acabaron condenando. De nuevo Thompkins, al que se unió Reyes, mostró su efectividad de cara al aro. Y una técnica a Hackett a poco de más de dos minutos del final ya dejó por imposible cualquier atisbo de remontada local. El Madrid siguió sumando para dejar la diferencia final en +15 (66-81), segunda victoria más abultada a domicilio en esta temporada europea.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *