El Real Madrid se parte la cara en el Metropolitano

El Real Madrid no pudo pasar del empate en su estreno en la nueva casa rojiblanca, a pesar del dominio que impuso durante todo el duelo, ante un Atlético que se defendió con mucha intensidad, rozando los límites, y que contó con la ayuda de Fernández Borbalán, que perjudicó sobremanera al Real Madrid.

La primera parte tuvo dos fases muy diferenciadas, una por equipo. Fruto del gran ambiente que se respiraba en el Metropolitano, con la afición colchonera entregada a su equipo, los rojiblancos comenzaron dominando el choque. Un dominio más bien psicológico y en lo correspondiente a las ocasiones, ya que el Madrid era quien controlaba el esférico.
Varane le dio la primera oportunidad al conjunto local, tras un mal pase que le cayó franco a Correa para abrir el marcador. Pero el intento de vaselina del argentino, salió desviado.

El Atleti, se ayudó en los primeros minutos de una elevada presión para dificultar la salida de balón del Real Madrid, que una vez tras otra rifaba y perdía el cuero. A esa presión, se sumó la pasividad del colegiado ante las claras faltas colchoneras, algunas de ellas bastante duras.
Correa, otra vez protagonista, pegó un pelotazo a Benzema, cuando este se encontraba en el suelo, pero Borbalán siguió sin mostrar la merecida cartulina.
Los remates llegaban a cuentagotas, y la mayoría de ellos desde fuera del área, sin peligro real para ambos porteros.
Entre tanto, llegó la primera cartulina amarilla del encuentro, pero esta fue para un jugador madridista. Era la cuarta falta de los blancos y Borbalán mostró tarjeta, tras haber realizado ocho faltas el Atleti, más las que el árbitro no vio.

Pero el Madrid ni mucho menos se vino abajo, sino todo lo contrario. Ante tanta adversidad, los de Zidane fueron creciendo en el partido hasta avasallar y encerrar en su área a los rojiblancos. Kroos tuvo la primera ocasión clara, tras enlazar dos buenas paredes con Cristiano, pero su remate con la diestra a pocos metros de Oblak, se marchó desviado.
El conjunto madridistas terminó entonces de creérselo y se volcaron en su totalidad en busca del primer gol del partido. Cristiano Ronaldo tras un gran saque de falta, asustó al portero colchonero. Pero sin duda, la gran ocasión de la primera parte, vino por mediación de Ramos, que recibió una gran prolongación de Casemiro. El central camero se lanzó en plancha a buscar el gol, pero Lucas le pegó una patada en la cara, rompiendo al capitán blanco el tabique nasal. Pero de nuevo, Borbalán no vio absolutamente nada. Un penalti muy claro a ojos de cualquier persona, que conllevaría la expulsión del defensa del Atleti, pero el colegiado no decretó nada y dejó seguir el partido, que llegaría al descanso con empate a 0.

Tras el paso por vestuarios, Sergio Ramos se tuvo que quedar en el banquillo, ya que a pesar de haber aguantado algunos minutos con dos tapones en ambos orificios de la nariz, continuar con el tabique nasal roto hubiera sido muy arriesgado.
La segunda parte sería completamente blanca, porque el Atleti no pudo igualar el arranque de la primera, viéndose superado por un buen Madrid que buscaba el gol sin descanso. Los del Cholo, solo podían parar a los madridistas a base de numerosas faltas.
Modric y Cristiano lo intentaban con disparos que finalizaban las jugadas creadas por banda, pero el esférico golpeaba una y otra vez en la zaga rojiblanca.

Fruto de este juego del Madrid, completamente volcado, el Atleti comenzaba a encontrar algunos espacios, los cuales intentaba aprovechar el recién entrado Carrasco, que salió con mucha frescura para correr al contragolpe, pero se vio frenado por la rocosa defensa merengue.
Saúl tuvo una de las más claras para los colchoneros, tras un pase de Koke, pero su remate desde fuera del área, se marchó alto y desviado.
El encuentro entró entonces en un bucle de faltas, la mayoría rojiblancas, que imposibilitaban al Madrid la creación de juego.

Gameiro y Torres, que habían sustituido a Correa y a Griezmann, generaron quizá la ocasión más clara para el Atleti en la segunda parte. Fernando dio una gran asistencia al galo, que con una buena vaselina sobrepasó a Casilla. Pero Varane, que llegó rápidamente logró despejar el balón de cabeza cuando este se disponía a entrar en la meta blanca.
Salvada la oportunidad rojiblanca más clara del duelo, el Madrid ya se volcó completamente sobre la meta de Oblak.
A punto estuvo Cristiano en una nueva falta, de inaugurar el marcador, pero de nuevo el meta del Atleti reaccionó a la perfección, despejando el esférico.
Kroos lo intentó con una jugada individual por banda, que concluyó con un gran disparo seco del alemán, rechazado de nuevo por Oblak.

El Madrid insistía e insistía, y Cristiano, muy activo y generando el peligro blanco en los últimos minutos, de nuevo recibió el cuero dentro del área, esta vez tras un buen pase de Marcelo. Pero su control fue un pelín largo, lo justo para que a la hora de golpear, Lucas llegara a tapar ese disparo y evitara, una vez más, el gol madridista.

Esa ocasión de Cristiano sería la última del partido, ya que en los cuatro minutos restantes, sí, Borbalán solo añadió dos minutos del tiempo reglamentario, el Atleti se dedicó a parar el partido, arañando segundos unos segundos muy valiosos al cronómetro, que el colegiado no se preocupó por recuperarlos después.

Cabe destacar el número de remates de ambos equipos, 14 del Madrid, que dobló al equipo colchonero, doblando también en posesión a los locales. Además, el conjunto madridista recibió 21 faltas y tan solo cometió 6.

Con este empate y con la victoria del Barça ante el Leganés, el Real Madrid sigue tercero, pero ya se sitúa a 10 puntos del conjunto catalán.

FICHA DEL PARTIDO

– Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Savić, Lucas; Koke, Gabi, Thomas (Carrasco, min. 54), Saúl; Correa (Gameiro, min. 76) y Griezmann (Torres, min. 76).
– Real Madrid: Kiko Casilla; Carvajal, Varane, Ramos (Nacho, min. 46), Marcelo; Casemiro, Modrić, Kroos; Isco, Benzema (Marco Asensio, min. 76) y Cristiano Ronaldo.
– Goles: Ninguno.
– Árbitro: David Fernández Borbalán (comité andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a Savić, Saúl, Koke, Juanfran, Lucas y Godín por parte del Atlético de Madrid. Y a Carvajal y Nacho por parte del Real Madrid.

Iván Del Dedo Martin

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *